domingo, 26 de julio de 2009

La noche de los idiotas (primer episodio)

Como me gustan los idiotas. Sinceramente, es una de las cosas más entretenidas, observar a los idiotas, analizarlos y concluir: ¡Joder, que idiota! Incluso tienen sus propios premios, los Darwin, ya sabeís y si no lo sabeís mejor, asi tengo argumento para escribir otro día sobre ello.
A lo que vamos, hoy he tenido ración extra. Estaba yo tan ricamente, bueno, tan ricamente tampoco, estaba normal. Estaba, digo, sentadito en una terracita tomando un cubatita tan de puta madrecita (es por seguir con los diminutivos, ya sé que lo de puta madrecita no queda bien) Bueno el caso es que ahi estaba, observando a la gente y sobre todo al camarero. El pobre chaval andaba p´arriba y p´abajo como un descosido (no sé, lo de "descosido" me parece que aqui no pega) bueno, como alguien que anda muy deprisa. En esas le llaman de una mesa, cuatro brasileñas. Lo noté porque eran como de Brasil y hablaban con ese acento meloso...¿meloso? Perdón, quise decir empalagoso. El camarero se acerca y una de ellas le pide noséquecoño en brasileño o brasileiro o brasimierda, como se diga. El chaval que está para pocas fiestas y para muchas mesas le dice simplemente: "No te entiendo, bonita" y las cuatro rompen en una carcajada. "Es que no habla castellano" "Ya -responde el chaval- y no podeís pedir una de vosotras que si lo hablaís" Las cuatro cambian el gesto y una contesta.:" Chico, no eres nada simpático". Fijate, con lo gracioso que es ir a un pais extranjero, hablar en extranjero y que no te entiendan y este tio no sabe cojer el chiste y encima no le sigue la gracia a una mulata brasileña de Brasil, cuando todo el mundo sabe que ante una hembra semejante lo que ha de hacer un hombre hecho y derecho es enamorarse y si puede ser perdidamente mejor que mejor. Yo para mi que el camarero era homosexual o gay o inteligente, fijate. El caso es que yo estoy con él, yo tampoco le ví puta gracia a la gracia, valga la redundancia. Me parecieron una panda de idiotas vacilando a destiempo.
A mí la verdad, y ya lo he dicho alguna vez (no pongo el enlace porque no me acuerdo cuando) este tipo de muchachas es que no me pone ni pizca. Esa pose permanentemente seductora, ese... no sé chico. Y lo peor es eso que, supongo que por que no están habituadas, si uno no reacciona como babeando, como de "daría la vida por follarte" (que gracia, he escrito "daría la visa" sin querer, que inconsciente cabrón jeje). Si uno no cae prendado de la prenda es que es un borde y un soso. Pero nada, oye, que ni pizca, ya digo. Qué no se puede hablar tol rato como en una pelicula porno permanente.
Joder, si es que ¿tú te imaginas convivir con una tia de estas? "¿Quieres unos huevos fritos para cenar?" "¿Si, mi amor, pónmelos calentitos, ya tú sabes?".
Que va, que va, a mi en cuatro dias me calientan, pero la cabeza. Y de calentarme tanto me he alargado y me he dejado a los otros idiotas, así que a esto lo llamaremos: La noche de los idiotas primer episodio y asi me obligo a volver a escribir que estoy muy dejao últimamente.

7 comentarios:

peibol dijo...

Al menos estas se reían; en Inglaterra la gente se cabrea si te oyen vacilando en español en la guagua. Putos acomplejados...

severino el sordo dijo...

Espero con interes la segunda parte,de todas formas el idiota es uno de los pocos bichos que no esta en peligro de extincion,todo lo contrario,un saludo.

ninfasecreta dijo...

Con estas cosas siempre recuerdo una frase que mi madre aprendió de no sé qué escritor cuando estuvo en Brasil (mi madre vivió 5 años y mi padre 10 allí. Mis tres primeros hermanos eran brasileiros).

Hace más de 50 años ya hubo alguien que dijo:

"En Brasil, la fruta no tiene sabor (tropecientas variedades de plátanos, todos insípidos, al parecer), las flores no tienen olor (las maravillosas orquídeas no huelen a NADA) y las mujeres no tienen pudor...".

Algo habrá...

(Muy entretenido el post... no dejes de escribir. Te lo dice una dejada).

bs

JuanRa Diablo dijo...

Cuando la sueltas, la sueltas bien, eh Fran? Anda, quítate los espumarajos de la boca.

A mí tampoco me seduciría jamás una de esas melosas Ay-papito-sabrosón-qué-bueno-miamor-qué-rico estás. Es que de entrada no me creo nada y me siento estafado.

Ya me imagino que el pobre camarero no tendría ni tiempo ni ganas de ser simpático. Sencillamente le tocó vivir una noche de idiotas (primer episodio)jejeje

Un saludo

LOLI dijo...

Que salao eres mi niño di que si,donde se ponga una española ....
Entiendo al camarero,no siempre podemos estar con una sonrisa también l@s camareros somos humanos y nos cansamos ,tenemos nuestros días y si encima te vienen con pitorreos...le felicito supo contestarles,ellas se reirían pero les sentaría como una patada al culo que no babeara por ellas.
Un besazo machote :)

Fran dijo...

Peibol: Bueno, es que los ingleses se cabrean hasta si no les entiendes en ingles aqui
Severino: Si, es una suerte. Creo que hay entretenimiento para rato
Ninfa: Fijate que soy optimista y creo sinceramente que en un pais tan grande tiene que haber mujeres normales. Yo no las conozco y mira que me he topado con unas cuantas a cual más de la olla pero no sé. Será como los meigas que haberlas, las hay
JuanRa: Si la verdad es que suenan a postizo que no veas. Ya te digo, como una porno mala
Loli: Di que sí, una española tiene una cosa que se llama saber estar. Ponme una andaluza morenaza... ellas no necesitan hacer el imbécil para resultar lo más sexi del mundo.

E. Maria dijo...

Hola, ha sido genial,jajajaja, estoy deseando leer la próxima parte... Una manera natural pero muy graciosa de contar un hecho que por desgracia ocurre en muchos ámbitos "noche de idiotas" jajaja.
Un saludo!!!

COMPARTE ESTA ENTRADA O IMPRÍMELA