martes, 11 de noviembre de 2008

El vals de la nostalgia

En cuestión de música es improbable que me pillen en un renuncio. Apenas escucho unos acordes de una canción puedo decirte quién la escribió e incluso, en muchos casos, porqué. Esto puede parecer pretencioso pero no lo es, simplemente es algo que siempre me a gustado y como dice alguna por ahí, cuando algo me gusta, me gusta mucho. Soy muy pasional y la música me apasiona, sin más. En aquellos tiempos sí que solía alardear de ello. Al fin y al cabo mis buenos duros me costaba en discos y revistas especializadas. Tendría yo como 17 años y era más chulo que un ocho, más que ahora si cabe y por aquello de bajarme mis adolescentes humos, quiso aquél capullo, dicho sea con todo el cariño que la nostalgia me infunde, quiso digo, dejarme en evidencia. El también se dedicaba a esto de la música cuando los disc-jockeys todavía no eran diyeis y en los locales, la música todavía no era una mierda y lo mismo se escuchaba lo último de Mecano que a Jethro Tull o Black Sabbath, buenos tiempos para la lírica. Pero a lo que voy porque al final tendré que comprar una casa en los cerros de Ubeda esos.

"A ver, tú que dices que sabes tanto" me soltó: "¿Quién canta "El vals de las mariposas".

"Danny Daniel" respondo to chulo.

"Sí, Danny Daniel ¿y...?"

"Danny Daniel y Donnaaa...." ¡Mierda! me pilló el cabrón.

Donna Hightower, como para acordarse del nombrecito. Desde entonces no se me olvida, claro y además me he enamorado de la canción. Si, yo, el heavy, el tipo duro, soy un puto huevo kinder puro cascarón y vengo con sorpresa.

Me encanta esa canción porque es cursí con dos cojones, no se corta. Es la vuelta de tuerca de la ñoñez. ¿Quieres cursi?, pues toma, taza y media y ven y supéralo si tienes.

En su día la usaba como cierre de sesión, como se dice en el argot, pero deje de hacerlo porque la gente flipa y no solo no se iban si no que se petaba el local. El que no la baila haciendo el memo, la aprovecha para rematar la faena y bailar un agarrao de los de antes. Es perfecta para los rolletes que surgen a las tantas en un bar. Es tierna, hortera y superficial, y sobre todo es mentira, como los amores de una noche.

6 comentarios:

jlgarciagomez dijo...

Ya me he puesto al día desde Taiwan. Que te quedas unos días sin visitar tu blog y resulta que lo has actualizado. El mío telarañas tiene.
Buena excusa para retrasar otra media hora la puesta a estudiar, así que por mi parte gracias y sigue en ello. Por cierto ¿es auténtica la foto del culo tanguero? Me la pido pa reyes aun estando casado...

ninfasecreta dijo...

Los amores de una noche son verdad. Los que son de mentira son los de toda la vida...

A mí tb me gustan las canciones cursis, juajuajua1

Fran dijo...

No son mentira porque nadie espera nada de ellos, claro. De todas formas creo que la entrada de tu blog te contradice de alguna forma. Un beso y gracias por seguir por aqui Ninfa
Jose Luis cambia la foto, capullo, que parece que estás "asustao" y ni pareces chino ni ná, taiwanés, perdón. Un abrazo

ninfasecreta dijo...

Querido Fran, no me contradigo. Que la cruda realidad no sea mi ideal no lo hace menos verdadera...

Lo que sí creo que es mentira es prometer querer a alguien toda la vida. Siempre se pasa... Sin embargo, lo que sientes esa noche es verdad, sobre todo porque sabes que es esa noche y al día siguiente no existirá. No es mejor pero es la verdad...

Besoss

JuanRa Diablo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanRa Diablo dijo...

No es ñoña, es gore. Pero ole tus huevos por decir sin cortarte un pelo lo que te gusta.

COMPARTE ESTA ENTRADA O IMPRÍMELA