jueves, 18 de diciembre de 2008

¿Palabra de Dios?... ¿O te interpretamos Señor?

Visitando uno de mis blogs habituales me he topado con un comentario en el que el buen hombre, supongo que con la mejor de las intenciones y con ánimo de animar (valga la redundancia) venia a decir que si las cosas nos van chungas es por que no creemos en Dios. Es decir, que tu crees en Dios y todo se arregla, que las cosas "os vendrán por añadidura" tal como reza Mateo 6:25-33.
No sé porqué esto me ha recordado una anécdota muy popular por internet. Aquella de la periodista que rechazaba de plano la homosexualidad avalándose por los textos bíblicos.
Os la transcribo tal y como me llegó a mí:

Laura C. Schlessinger, psicóloga, consejera familiar y autora de best-sellers como "Los diez mandamientos. El significado de la ley de Dios en la vida cotidiana", lleva más de una década como conductora de un programa de radio que se emite desde California y es el segundo talk show más oído de Estados Unidos; en su programa da consejos en directo a los oyentes que llaman por teléfono.
Recientemente saltó la polémica cuando afirmó que la homosexualidad no podía ser consentida bajo ninguna circunstancia a la luz de lo que se dice en el versículo 18:22 del Levítico: "No yacerás con varón como mujer, es abominación".
Un oyente de su programa, bastante más sensato y culto que ella, escribió una carta abierta dirigida a la Dra. Laura Schlessinger que ha sido difundida a través de Internet. Este texto es un modelo del modo de replicar con fina ironía a los despropósitos y desmanes ideológicos que protagonizan quienes utilizan la Biblia como verdad suprema e inmutable.

Querida Dra. Laura:
Gracias por dedicar tantos esfuerzos a educar a la gente en la Ley de Dios. Yo mismo he aprendido muchísimo de su programa de radio e intento compartir mis conocimientos con todas las personas con las que me es posible. Por ejemplo, cuando alguien intenta defender el estilo de vida homosexual me limito tan sólo a recordarle que el Levítico, en sus versículos 18:22, establece claramente, que la homosexualidad es una abominación. De todas formas, necesito algún consejo adicional de su parte respecto a algunas otras leyes bíblicas en concreto y cómo cumplirlas:
a) Me gustaría vender a mi hija como esclava, tal y como se menciona en Éxodo, 21:7, pero, en los tiempos que vivimos, ¿qué precio piensa que sería el más adecuado?
b) En el Levítico, 25:44, se establece que puedo poseer esclavos, tanto varones como hembras, mientras sean adquiridos en naciones vecinas. Un amigo mío asegura que esto es aplicable a los mejicanos, pero no a los canadienses. ¿Me podría aclarar este punto? ¿Por qué no puedo poseer canadienses?
c) Sé que no estoy autorizado a tener contacto con ninguna mujer mientras esté en su periodo de impureza menstrual (Lev 20:18). El problema que se me plantea es el siguiente: ¿cómo puedo saber si lo están o no? He intentado preguntarlo, pero muchas mujeres se sienten ofendidas.
d) Tengo un vecino que insiste en trabajar el Sábado. En el Éxodo 35:2 se establece claramente que merece la pena de muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo? ¿Me podría solucionar usted este asunto de alguna manera?
e) En el Levítico 21:18-20 se establece que nadie puede acercarse al altar de Dios si tiene un defecto en la vista. ¿He de confesar que necesito gafas para leer? ¿Mi agudeza visual tiene que ser del 100%? ¿Se puede relajar un poco esta condición?.
f) La mayoría de mis amigos (varones) llevan el pelo arreglado y bien cortado, incluso en la zona de las sienes a pesar de que esto está expresamente prohibido por el Levítico, en su versículo 19:27. ¿Cómo deben ser ajusticiados?
g) Sé gracias al Levítico 11:6-8, que tocar la piel de un cerdo muerto me convierte en impuro. Aun así, ¿puedo continuar jugando a rugby si me pongo guantes?
h) Mi tío posee una granja e incumple lo que se dice en el Levítico 19:19, ya que planta dos cultivos diferentes en el mismo campo, y también lo incumple su mujer, ya que lleva prendas hechas de dos tipos de tejido diferentes (algodón y poliéster). Él, además, se pasa el día maldiciendo y blasfemando. ¿Es realmente necesario llevar a cabo el engorroso procedimiento de reunir a todos los habitantes del pueblo para lapidarlos, según ordena Lev 24:10-16? ¿No podríamos, simplemente, quemarlos vivos en una reunión familiar privada, tal como se hace con la gente que duerme con sus parientes políticos, según se dice en Lev 20:14?
Sé que usted ha estudiado estos asuntos con gran profundidad, así que confío plenamente en su ayuda.
Gracias de nuevo por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable

8 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

Esto es poner el dedo en la llaga (que por cierto esto de las llagas también aparece mucho en la Biblia)
Me quedo con la segunda parte de tu título: Como no interpretemos algunas partes de la Biblia veo muy difícil el entendimiento entre los hombres pues las formas de pensar han ido cambiando a través del tiempo.
Además no me creo que un Dios de infinito amor y misericordia rechaze ni condene a nadie.
Dios debe estar por encima incluso de la Biblia que a fin de cuentas fue escrita por hombres.
En mi opinión la famosa sicóloga va por mal camino. Los extremismos no conducen a nada bueno.
Un saludo Fran

ninfasecreta dijo...

jajajaaa! Qué bueno...

Sí, ya ves, todas mis desgracias me vienen por estar pensando en mí egoístamente y en mis niños más egoístamente aún, cuando como dice la biblia, si no me preocupo, cual ave, ni trabajo ni nada, el pan caerá del cielo.

Alabado sea el Señor...

Besos de Nadal, Fran

silicongirl dijo...

Hola corazón,
Primero agradecerte que te pasaras por mi blog.
Ese escrito lo había leido en una ocasión y me causó bastante gracia porque con estas cosas nos damos cuenta de la cantidad de descerebrados que existen intentando imponer sus ideas basándose en escritos arcaicos.
Yo personalmente creo en Dios, pero no en el Dios que nos han intentado imponer la Iglesia Católica.
Lo que ocurre en el mundo es por causa de lo que hacemos los humanos y no hay que echar la culpa de nuestros problemas a causas divinas.
Nosotros somos los únicos responsables de nuestros actos.
Yo creo en Dios y estoy en el paro, ¿lo denuncio a él como haría un americano?. Porque si supuestamente sólo tendrían que irle mal las cosas a los que no creen en Dios entonces que me expliquen mi situación.
A lo mejor es que el que funciona es el Dios cristiano, el Dios de la religión católica... jajaja, ay que me rio de que a estas alturas todavía haya gente que eche la culpa de los males a no creer en Dios.

Besitos

Fran dijo...

Silicongirl: Hacía tiempo que te tenía discretamente enlazada. Me gustan los temas que tocas, incluso hemos coincidido en algunos como aquel del Photoshop. Ahora pasas a los blogs de "gente que me cae bien" porque a mi, a diferencia de otros, no me toca los cojones la cortesia entre blogeros ;). Un beso

María Jesús dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Núria dijo...

Ejejje yo escuché de boca de un familiar cercano, k estudió en el Opus ejjee, k mis hijos no irían al Limbo por que no estaban bautizados...

Y me considero wena agnóstika y la vida no me va mal...afortunadamente...Saludets.

Elena dijo...

Hola Fran, como he conocido tu blog hace unos dias voy leyendo poco a poco lo que aquí tienes escrito... me encanta, todo. Con esta carta me he reido un rato, es genial. Bicos

peibol dijo...

Jajajaja, recuerdo este correo, era buenísimo; sea o no cierto, habría sido interesante entrevistar a la periodista en directo y comentárselo, a ver cómo saldría por la tangente, como para decir "que no hay que tomárselo todo al pie de la letra" XD

Me llama la atención que la gente diga que dios es bueno, misericordioso y omnipotente, pero luego dejen claro que también es un cabrón resentido. ¿En qué quedamos?

COMPARTE ESTA ENTRADA O IMPRÍMELA